Ser damnificado también es un mal de las urbanizaciones

28/10/2012 11:38:49, Publicada en Inmuebles

Vulnerabilidad de la ciudad ha dejado sin viviendas y bienes a la clase media

"Uno ve en televisión que con las lluvias se caen e inundan las casas de los cerros pero jamás piensas que te va a pasar", confiesa Ademar Roque, de la Alta Florida. Hace nueve días, perdió su carro y gran parte de sus enseres cuando el agua y el lodo invadieron su vivienda. 

Emilia Malengua vive en las residencias Géminis en Los Naranjos y lleva la cuenta: "Tres meses y 28 días" desde que un muro de contención se vino abajo y se llevó las paredes de su apartamento en el piso 1. "Mi casa está hecha ruinas". 

Sectores populares y urbanizaciones se han hecho igual de susceptibles y la época de lluvias lo deja en evidencia. 

"Hemos crecido demasiado hacia arriba y nada hacia abajo: los drenajes que tenemos son los mismos de hace 50 años", es la explicación que Jorge Molina, director de Prevención y Protección Ambiental de la Alcaldía Metropolitana, da a esa situación. 

María Alejandra Hares, directora del Instituto de Protección Civil Chacao, agrega que la falta de mantenimiento es detonante en las estructuras de la capital, las cuales sufren dos tipos de vulnerabilidad: "La propio de las viviendas de los sectores populares que son levantadas sin ningún plan estructural y aquel que se genera en las urbanizaciones, que padecen por el tipo de terreno en el que se construyen, como lomas o montañas que son muy rocosos". 

La situación es tan impredecible que ni el Gobierno cuenta con un plan para la clase media que resulta afectada y en algunos casos damnificada. 

"Quienes pierden su casa en sectores populares van a refugios pero cuando los afectados viven en una urbanización obtienen ayuda es de algún familiar o persona solidaria", agrega Molina. 

El relato de Malengua confirma la explicación. Ella aún vive en las residencias Géminis pero no en la torre A, donde está su apartamento, pues la estructura no tiene habitabilidad. Desde el 30 de junio, cuando ocurrió el derrumbe, empezó a vivir en la casa de una amiga que reside en la torre B. 

En la estructura afectada también tiene su apartamento Julio Novoa. Junto a su esposa y dos hijos está viviendo con su hermana en El Cafetal. "No todo el mundo tiene quien lo cobije. Las autoridades no actúan y mientras yo sigo sin tener dónde vivir, peor aún sin poder recuperar mi dinero". 

La vivienda de Hortensia Naranjo en el edificio Salto Ángel de La Esmeralda (Baruta) perdió balcones y paredes cuando un muro de contención se derrumbó el pasado 17 de octubre. Ella inició la búsqueda de un apartamento para alquilar pues sabe que recuperar el suyo tomará tiempo. "No sé de dónde voy a sacar el dinero". 

Gastos van por cuenta propia 

En 2010, a los vecinos de Colinas de Santa Mónica les costo Bs 70 mil recuperar la ruta 6, tras un derrumbe que afectó la vía durante la época de lluvias. También pagaron para asegurar taludes e instalar mallas contra los deslizamientos. 

"Mis utilidades ya están comprometidas", afirma Ademar Roque. Con ellas planea comprar algunas de las cosas que perdió en su vivienda en La Florida. Además, evalúa la opción de un préstamo. 

Malengua no se resigna a tener que poner dinero de su bolsillo para recuperar su apartamento en Los Naranjos. "A mi me tienen que responder. Yo no tengo dinero para repararlo". 

Y es que ante una emergencia de este tipo los gobiernos municipales no tienen cómo ayudar. "Nosotros no tenemos un fondo de emergencia. Trabajamos por presupuesto", asevera Ruperto Calatrava de Infraestructura Baruta. 

Información de la Página

Información de la Empresa

FACTOR DE EXITO C.A. ® RIF J-07552049-1. Todos los derechos reservados.
Recomendado para resolución de 1024 x 768 pixels.
Esta página utiliza Macromedia Flash, descárguelo aquí.
© Factor de Exito C.A. 2009